Para conceder un crédito, Coop57 pide determinadas garantías a la entidad que solicita el apoyo financiero y, en su caso, avales de tipo personal y no patrimonial a las personas que ejercen como avaladores de la solicitud. Se promueve, por tanto, que la entidad que recibe este apoyo y sus miembros se responsabilicen, colectivamente, del dinero recibido.

La garantía siempre es mancomunada, esto es, dividido proporcionalmente entre todos los avaladores, a diferencia de las entidades convencionales que exigen avales solidarios (cada avalador responde de la totalidad del importe del crédito).

Aparte de los avales personales mancomunados, también existe un fondo de garantía de préstamos que se va nutriendo con las aportaciones que realizan las entidades que reciben financiación. Este fondo debe servir para hacer frente a eventuales impagos.

Además, se ha establecido un acuerdo de colaboración con la sociedad de garantía recíproca OINARRI para avalar parte de los préstamos y así facilitar más el acceso al crédito de las entidades socias.

Coop57 no opera con garantías ni aportaciones patrimoniales. Nuestro sistema de garantías es lo que llamamos avales personales mancomunados.

Avales Personales Mancomunados

La garantía consiste en que, la entidad que solicita financiación busque, entre los propios socios, socias y su entorno, personas que confían en el proyecto para que asuman un compromiso personal e individual para responder como avalistas por una parte del préstamo concedido. En el caso de que la entidad no pudiera devolver el préstamo, las personas avaladoras responderían en su nombre y sólo por la parte avalada.

Se trata un documento privado que no va a notario y donde no se pide información económica de la persona que avala (nóminas, situación económica patrimonial, etc.). El aval personal mancomunado no conlleva una inmovilización de dinero, ni depósitos ni fianzas. Es decir, es sólo un compromiso personal e individual de quien confía en un proyecto colectivo.

Este sistema permite a muchas entidades con proyectos viables económicamente, pero sin estar capitalizadas con patrimonio, poder acceder a la financiación.

Además, los avales personales mancomunados aportan dos elementos esenciales:

  • Establece unas garantías adicionales al retorno del préstamo y, por lo tanto, disminuye el riesgo que asume Coop57, ayudando a la viabilidad y la pervivencia del proyecto.
  • Demuestra y da información sobre la capacidad de crear red de la entidad, qué nivel de confianza genera el proyecto y si tiene una base social sólida, amplia y comprometida.

Más allá del aval económico, el sistema de avales personales mancomunados es un aval social que, para Coop57, es tanto o más importante que el aval financiero.

El fondo de garantía de préstamos es un fondo que tiene por finalidad cubrir eventuales impagos y que se nutre con las aportaciones que realizan las entidades socias de servicios cuando se les concede un préstamo. Es un fondo solidario ya que se entiende como un mecanismo de reciprocidad entre Coop57 y la entidad prestataria en la asunción de riesgos y en el buen funcionamiento de la cooperativa.

Las aportaciones se calculan en función del importe y el periodo de amortización del préstamo:

  • Préstamos de menos de 1 año: 0,5% del importe del préstamo.
  • Préstamos de entre 1 y 3 años: 0,75% del importe del préstamo.
  • Préstamos de más de 3 años: 1% del importe del préstamo.

El fondo tiene las siguientes características:

  • Objetivo: Reforzar los fondos propios de Coop57.
  • Es aportación al capital y, por lo tanto, propiedad de la entidad socia.
  • No es un gasto. Es un activo.
  • No está remunerado.
  • No se recupera en el momento de la amortización del préstamo concedido y, por lo tanto, no tiene vencimiento.
  • La entidad socia sólo puede solicitar su devolución en el caso de baja como socia o de liquidación.
  • Es una aportación que se puede perder en el caso que se tuvieran que aplicar para dar respuesta a una fallida.

OINARRI

OINARRI, Sociedad de Garantía Recíproca (S.G.R), especializada en economía social y solidaria, es una entidad financiera de carácter mutualista cuya función es la prestación de avales con el fin de facilitar el acceso a financiación y mejorar su estructura de financiación.

 

Coop57 tiene establecido un acuerdo de colaboración con Oinarri, Sociedad de Garantía Recíproca, para poder compartir riesgos de algunas operaciones financiadas.

Este acuerdo, extensible a todas las entidades socias de Coop57, permite que Coop57 pueda aumentar el volumen de préstamos sin un incremento en la asunción de riesgos financieros y al mismo tiempo facilitará el acceso a la financiación de las entidades socias, ya que éstas verán reforzadas garantías a aportar y por tanto refuerzan su solicitud de financiación.