Coop57 financia proyectos de las entidades de su base social. Proyectos que aportan un valor añadido a la sociedad y que con su trabajo empujan la sociedad hacia realidades más justas, solidarias y humanas.

El ámbito de actuación no se limita en sectores determinados sino que abarca toda la economía siempre que se respeten los principios de la economía social y solidaria.

Principalmente incidimos en sectores tales como:

  • Cooperativas de todo tipo (trabajo, consumo, servicios, ...)
  • Iniciativas de inserción sociolaboral
  • Atención y cura a las personas
  • Proyectos de los movimentos sociales
  • Sostenibilidad y medio ambiente
  • Cultura i educación
  • Fomento del trabajo estable y de calidad
  • Profundización democrática y participativa
  • Asociacionismo de base

El Boletín informativo, publicado semestralmente, permite hacer un seguimiento, uno a uno, de los proyectos que se financian (importe, plazos y breve explicación del proyecto financiado).

Los principales préstamos que se ofrecen desde Coop57 son:

Préstamos de inversión

Son créditos para financiar proyectos y/o inversiones en inmovilizado. Se trata de préstamos que la entidad receptora necesita para acometer cualquier tipo de inversión o mejora en su entidad. Sería el crédito estándar tal y como lo entendemos.

Convenio de circulante

Productos de financiación de circulante orientados a facilitar operaciones a corto plazo.
El límite de tiempo con este servicio abierto es de 18 meses con operaciones singulares, dentro de este periodo, de un máximo de 6 meses y con importes mínimos de 5.000 €.

Anticipo de subvenciones

Son créditos para avanzar el importe de subvenciones o convenios de entidades socias de Coop57 y organismos públicos. Siempre se hace en base a subvenciones o convenios ya concedidos donde el pago todavía no se ha efectuado.

Endoso de facturas

Son créditos para avanzar el importe de facturas por prestación de servicios a administraciones públicas. Siempre se hace en base contratos ya suscritos donde el pago todavía no se ha efectuado.

Préstamos de intercooperación

Los préstamos de intercooperación son operaciones de compra/venta de servicios y/o productos entre entidades socias de Coop57.

Préstamos participativos

Es una tipología de préstamo para las entidades que necesitan una financiación estable a medio y largo plazo, no sometido a retornos de capital inmediato. La financiación debe usarse para la expansión o consolidación de la entidad o de alguna línea de actividad y no servirá en ningún caso para refinanciar deudas.

 

Más información: Opciones de financiación

Para conceder un préstamo, Coop57 pide determinadas garantías a la entidad que solicita el apoyo financiero y, en su caso, avales de tipo personal y no patrimonial a las personas que ejercen como avaladores de la solicitud. Se promueve, por tanto, que la entidad que recibe este apoyo y sus miembros se responsabilicen del dinero recibido.

La garantía siempre es mancomunada, esto es, dividido proporcionalmente entre todos los avaladores, a diferencia de las entidades convencionales que exigen avales solidarios (cada avalador responde de la totalidad del importe del crédito).

Aparte de los avales personales mancomunados, también existe un fondo de garantía de préstamos que se va nutriendo con las aportaciones que realizan las entidades que reciben financiación. Este fondo debe servir para hacer frente a eventuales impagos.

Además existe un acuerdo de colaboración con la sociedad de garantía recíproca, OINARRI, para avalar parte de los préstamos y así facilitar más el acceso al crédito de las entidades socias.

 

Más información: Garantías para los préstamos

Una vez agotadas todas las posibilidades y en caso de que la entidad no mostrara ningún interés por devolver el dinero, Coop57, en defensa de los derechos y deberes de las entidades socias y los socios colaboradores, ejercería las acciones legales oportunas.

Si la entidad no pudiera devolver el préstamo sin que haya ningún tipo de "mala fe", y agotadas todas las opciones, se convocaría a los avalistas para que cumplieran su compromiso.

Para los avalistas se buscaría ofrecerles condiciones de retorno que les fueran favorables, fraccionando el pago y sin aplicar ningún tipo de sobrecargo o comisión.

Coop57, por su naturaleza jurídica no puede ofrecer préstamos a personas individuales. Sólo puede ofrecer servicios financieros a sus socios de servicios, es decir, a entidades de la economía social y solidaria (cooperativas, asociaciones, fundaciones, empresas de inserción, movimientos sociales, ONG, etc.). Priorizamos así la financiación de proyectos económicos colectivos.

Aun así, se han empezado a conceder los primeros préstamos a algún autónomos, especialmente en el sector agrícola y ganadero, en casos en que es imposible que se pueda desarrollar la tarea bajo formas jurídicas colectivas. Los autónomos que quieran ser socios de servicios de Coop57 deberán acreditar un aval de otra entidad social y demostrar que están vinculados a redes dándole, así, una dimensión colectiva a sus proyectos.

Se buscará fijar garantías de préstamos con avales mancomunados a través de las redes con las que trabaja.

Una entidad recibirá financiación de Coop57 si es socia de servicios. Para ser admitida como socia, los principales criterios éticos y sociales que se miran cuando se evalúa la entidad son:

  • Tener una finalidad, en sentido amplio, de interés social.
  • Estar enraizados en el territorio.
  • Colaborar en la construcción de una sociedad más solidaria.
  • Funcionar con criterios de autonomía y gestión democrática.
  • Crear puestos de trabajo estables.
  • Distribuir equitativamente la riqueza generada.
  • Ser sostenibles social y medioambientalmente.

Las solicitudes de préstamos son analizadas por la Comisión Técnica. Su función es garantizar que los proyectos sean viables y puedan afrontar el retorno del préstamo. Sus miembros son personas vinculadas con la economía social y solidaria y con conocimientos económicos y financieros, pero independientes de la estructura técnica de COOP57.

La Comisión Técnica elabora un informe, que puede ser favorable o negativo, para el Consejo de Sección, que es el órgano de cada sección territorial que tiene la responsabilidad de decidir la concesión de los préstamos.